El Bayona, el Jamón 100 % inspirado

Creation Date
06/03/2019
Cuerpo

Un jamón de nuestra región, certificado desde hace 20 años   

El "made in sudoeste" no tiene igual cuando se trata del Jamón de Bayona. Hace apenas 20 años, este jamón de excelencia obtuvo la certificación de Indicación Geográfica Protegida (IGP), afirmando así con bríos su rango de jamón excepcional. Porque si hay una especialidad local que requiere experiencia, paciencia y selectividad, es el jamón de Bayona:

-El origen de los cerdos está estrictamente regulado. Nacieron y se criaron exclusivamente en la gran región del sudoeste de Francia

-La receta tradicional, heredada y protegida, exige una salazón única con sal de la tierra de Salies-de-Béarn (¡que también goza de una IGP!)

-El curado y maduración de los jamones, que también se lleva a cabo en zonas específicas de la cuenca del Adour, son una oda a la paciencia y requieren un mínimo de 9 meses.

-Por último, el sello de "Lauburu", la cruz vasca, es la marca definitiva del jamón de Bayona y garantiza el cumplimiento de las normas de producción y la singularidad del Jamón

compo

Legado, sector, ubicación: una tradición respetada al pie de la letra

En el pasado, los jamones de Bayona se secaban al aire libre en los áticos de las granjas del sudoeste de Francia. Su lenta maduración se mecía al ritmo de las estaciones por el encuentro entre el "Foehn", viento cálido del sur que cruza los Pirineos, y el aire húmedo que viene del océano. Esta situación particular le dio a los jamones una ternura y flexibilidad incomparables.

Hoy en día, reproducimos este fenómeno natural en nuestras bodegas de maduración de la cuenca del Adour. A diferencia de otros jamones, estos se curan a bajas temperaturas (nunca más de 16 °C), lo que le da al jamón una suavidad en la boca con un ligero sabor a avellana.

Un jamón premium propicio para la inspiración gastronómica

Los 4 ingredientes para un producto excepcional:

La salazón particular del Jamón de Bayona, con sal de Salies de Béarn, una sal 100 % natural particularmente suave, da un producto bajo en sal que usted tendrá el placer de disfrutar en diversas ocasiones y, sobre todo, que puede consumirse tanto frío como cocinado. Sabroso y fácil de combinar, será perfecto para comer frío, por supuesto, pero también al horno, a la sartén, a la parrilla, o incluso a la plancha... ¡Todas las ideas son buenas mientras se disfrutan! 

En un desayuno buffet con huevos revueltos, en el brunch, cocinado como plato principal, en tapas como aperitivo. Esta maravilla culinaria también va bien en todo momento. ¡Rico sabor y creatividad garantizados!

Découvrez les inspirations du Chef Philippe Garret, Conseiller Culinaire pour la marque Sarrade : Nos recettes Jambon

Datos de interés El jamón de Bayona es más que una historia: ¡es una leyenda!

En el siglo XIV, se dice que el Conde de Foix, Gaston Fébus, había herido a un jabalí mientras cazaba. Nada inusual hasta ahora, excepto que el animal había sido encontrado muerto unos meses después en las aguas saladas de Salies-de-Béarn. ¡La carne se había conservado totalmente! Se acababa de descubrir el vínculo entre esta excepcional conservación y los efectos de la sal de la cuenca del Adour. La famosa salazón con sal de Salies-de-Béarn nació de esta historia.

El Jamón de Bayona tiene su origen en varias ciudades de la cuenca del Adour, pero su influencia y notoriedad aumentaron y experimentaron un auge gracias a la importante actividad portuaria de Bayona, que entonces, y con razón, le dio su nombre.

fébus