Con las rillettes de Sarrade, no hay rodeos: ¡100 % pato, 100 % francés, 100 % gourmet!

Creation Date
15/10/2020
Cuerpo

Las rillettes, normalmente hechas con carne de cerdo, son imprescindibles, especialmente como aperitivo. Sarrade no elabora productos ordinarios sino originales y novedosos: rillettes 100 % con carne de pato y como siempre de origen francés!

Nuestras rillettes provienen de patos nacidos, criados y procesados en Francia y, gracias a nuestra pertenencia al Grupo Cooperativo Maïsadour, controlamos todas las etapas: desde la crianza hasta el procesamiento para garantizar una completa trazabilidad.

Estos deliciosos trozos de pato, principalmente manchones, están confitados en su grasa, finamente desmenuzados y debidamente sazonados para un perfecto equilibrio entre sabor y deleite.

Sarrade ha decidido presentárnoslas en bloques para un rápido desmoldado y la posibilidad de cortar hermosas láminas del grosor que uno desee. También untarla con facilidad en una tostada gracias a su textura fundente que se sentirá desde el primer mordisco. Su aspecto trapezoidal evoca la forma de una terrina casera y que también permite cortar el producto al gusto: en láminas, cubos o tiras, déjese inspirar por esta pequeña maravilla. Su tamaño de 500g se ha diseñado para que se use sin malgastar nada, con esta idea en mente de evitar desperdicios, la receta se ha desarrollado para poder controlar el coste de la porción: no habrá pérdida de material al abrir el producto. 

No hace falta mucho para ensalzar sus cualidades: bastan unas cuantas rebanadas de un buen pan tostado para un placer simple, pero gourmet. ¡También reemplazan sin lugar a duda las clásicas carnes de bagels, hamburguesas, sándwiches, bagnats, burritos y tacos! ¡Van bien con todas las salsas!

Para un agradable aperitivo 100 % de pato y 100 % francés, no dude en combinar nuestras rillettes con, por ejemplo, nuestra pechuga de pato ahumado (bandeja SAT 250 g), nuestra pechuga de pato con secado de larga maduración y uno de nuestros foie gras mi-cuit. Una alternativa es posible añadiendo deliciosas rebanadas de jamón de Bayona: ¡éxito garantizado!